miércoles, 15 de septiembre de 2021

Reseña de La Torre Oscura IV : Mago y cristal

Hoy os traigo una reseña que me encantará escribir, lo sé incluso antes de haber empezado. Es la segunda relectura de La Torre Oscura que comencé ya hace un año cuando la llamada de la Torre volvió a sonar. Sí, soy una romántica con respecto a la Torre, como el propio Roland... Y es que es inevitable que una historia tan vasta y tan bien construida pase sin pena ni gloria por la mente del lector. Bueno, si se es capaz de ver más allá. Sin demasiadas dilaciones, porque ya me he demorado demasiado con la relectura, paso a detallar la ficha técnica de la edición que tengo (2003), pues como sabéis hay varias versiones y la más antigua incluso tiene otro subtítulo: La bola de cristal (1997)

Recordad que toda la saga y los siete libros que la componen (ocho teniendo en cuenta El viento por la cerradura, considerado entre el cuatro y el cinco) están inspirados en el poema «Childe Roland a la Torre Oscura llegó» de Robert Browning. Y también, como cuenta en este cuarto tomo, quería hacer algo épico, una mezcla entre El señor de los anillos y la película del oeste «El bueno, el feo y el malo»

Vi una película dirigida por Sergio Leone. Se llamaba El bueno, el feo y el malo, y aun antes de llegar a la mitad de la película comprendí que lo que yo quería era escribir una novela que contuviera el sentido de búsqueda y magia de Tolkien, pero ambientada en el Oeste americano casi absurdamente majestuoso de Leone.

👉Reseña La Torre Oscura I: la hierba del diablo (1982)

👉👉Reseña La Torre Oscura II: la invocación (NO HICE RESEÑA DE ESTE LIBRO Y NO SÉ PORQUÉ)

👉👉👉Reseña La Torre Oscura III: las tierras baldías (1991)


Autor: Stephen King
Edición: Bolsillo
Editorial: DEBOLS!LLO, Penguin Random House
Año de publicación: 2003 (Original: 1997) Esta edición es de 2008
Número de páginas: 928
Género: Fantasía/Aventura
Saga: La Torre Oscura (4 volumen)
Ilustraciones: Dave McKean
Título original: The Dark Tower IV, Wizard and Glass
Traducción: María Antonia Menini // Fabio Andrés Farreras (traducción de la introducción de 2008)
Sinopsis propia (con algún spoilers de los anteriores volúmenes)
👀Leer con cuidado👀

Roland, Jake, Acho, Eddie y Susannah consiguen librarse de Blaine el Mono y continúan su camino hacia la Torre Oscura por Kansas, pero en una versión postapocalíptica de la misma, la humanidad se ha extinguido en un terrible cataclismo (como sabemos el mundo de Roland y el nuestro está conectado, y las cosas son diferentes en uno u otro lado). Se detienen a descansar y es entonces cuando Roland decide contarle a sus nuevos compañeros una historia muy lejana, en donde conoceremos a Susan Delgado, el amor de juventud de Roland y una trama que no tiene nada que ver con la historia principal que veníamos leyendo, pero que resulta muy reveladora e interesante. La obsesión de Roland por la Torre Oscura comienza desde aquí, a sus quince años. En Mejis, Alain, Cuthbert y el propio Roland intentarán descubrir qué secretos se traen entre manos los seguidores de Farson. Sin olvidar a la bruja Rea de Cöos que vigila todo desde su bola de cristal.


MI OPINIÓN
Muchos lectores de la Torre Oscura señalan a este tomo de la saga como el menos importante o el que menos le ha gustado. Es de entender que así sea, porque después de los trepidantes tres volúmenes, la historia principal se corta por completo, pasando a conocer el pasado de Roland adolescente durante casi todas las páginas (que no son pocas) que forman este libro. Sin embargo, es esta historia, secundaria dirán algunos, la que le da sentido a toda la búsqueda de Roland. Aquí conoceremos a un Roland Deschain muy diferente al de los primeros libros, aún sin la experiencia que da el tiempo, mucho más inexperto e igualmente infalible. Lo acompañan los entrañables Alain y Cuthbert, los tres han sido nombrados pistoleros a una edad muy temprana y deben empezar a actuar como tales.

En Mejis, se harán pasar por tres jóvenes de las Baronías Interiores: Will Dearborn (Roland), Richard Stockworth (Alain) y Arthur Heath (Cuthbert) cuya misión es buscar aliados contra el Hombre Bueno.

Es esta también una historia de amor de juventud, pues Roland se enamora al instante de Susan Delgado, casi desde el momento en que la ve y además es recíproco. Quizá parezca precipitado, pero teniendo en cuenta la juventud de ambos es de lo más natural. Ella no es una chica libre, además de tener que lidiar con su odiosa tía, Cordelia Delgado, ha prometido su "honra" a Thorin, el alcalde del pueblo. El enamoramiento hará tambalear los planes iniciales de los muchachos llevándolos hacia un final trepidante (no puedo decir más sin spoiler)




En esta relectura, lo que más he apreciado es la magnífica construcción de los personajes, algo en lo que King (al menos el antiguo) es bastante experto. Cada uno con su toque especial, no dudarás ni un instante quién es quién y cuáles son sus intenciones. A destacar mucho el papel de Rea desde la colina o Jonás, el más rudo de los antagonistas. Los personajes secundarios lucen tanto como los principales. 

La trama empieza un poco lenta, poniéndonos al corriente de lo que está ocurriendo en Hambry, pero hacia la mitad no pude dejar de leer (y eso a pesar de saber lo qué iba a pasar porque ya lo había leído) Se lía todo de tal manera, que por momentos crees que saldrá bien, después no, luego recuperas la esperanza y al final... ¡ah! eso tendrás que saberlo si lo lees.

Considero que este cuarto tomo es si no el más importante de la saga, es el que contiene más puntos clave. Aquí sabremos porqué Roland tiene esa obsesión por alcanzar la Torre Oscura y qué es capaz de hacer para conseguir llegar...

Seguiremos los pasos de Eddie, Susannah, Jake, Acho y Roland al finalizar esta historia tan densa como necesaria llevándonos hasta el siguiente alto en el camino, en este caso podemos continuar hacia el cinco "Los Lobos del Calla" o detenernos a leer otra historia dentro de la historia en el Viento por la cerradura.

MI PUNTUACIÓN SUBJETIVA





SOBRE EL AUTOR
Poco se puede decir que no se sepa ya de este prolífico escritor que ha escrito ni más ni menos que sesenta y una novelas y siete libros de no ficción, por no hablar de los doscientos relatos o novelas cortas que están por ahí recopiladas. Como cuenta en Mientras escribo, sus inicios no fueron sencillos, y no consiguió la fama de la noche a la mañana. Sus primeros relatos eran rechazados por las revistas a las que los enviaba, y escribía desde su caravana. Muchos críticos literarios consideran sus novelas como «inferiores» o de baja calidad, por ser comercial, pero lo cierto es que he leído a Stephen King desde adolescente y ha sido siempre mi mayor fuente de inspiración. ¡Larga vida a Tito King! 



0 Comments:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! En breve, recibirás una respuesta

Cute Black Pencil