Reseña Taediumluderem: el experimento de Tado y Ludo | Rubén Benítez Bravo

Hoy traigo una reseña de este libro cuyo título todavía se me resiste, pero cuyo interior tenéis que leer sí o sí. Se trata de Taediumluderem (dicen que si lo repites BIEN delante del espejo no vas al infierno) el experimento de Tado y Ludo, escrito por Rubén Benítez Bravo, alias Sati. Por aquí podéis conocer más al autor en una pequeña entrevista. El libro está a la venta en Amazon (disponible en formato XL para personas con presbicia y también con Kindle Unlimited) y cuenta con el sello de calidad de Kmleon Books. La verdad es que no me esperaba para nada la historia que este libro contiene en su interior, que va desde alocada, pasando por divertida, hilarante e incluso bastante crítica con aspectos de la sociedad a través de la mirada de estos dos demonios, Tado y Ludo, que se aburren en el inframundo y vienen a reclutar a personas malvadas que ayuden en el infierno con la gran obra que el Príncipe de las Tinieblas quiere realizar.


Mi opinión

La premisa de la que parte esta historia podría resultar disparatada a ojos inexpertos, ¿qué Dios y Satanás están de vacaciones y encargan a demonios menores la tarea de reclutar a condenados para construir una mansión en el infierno? ¿y si estos se niegan a colaborar son convertidos en material de construcción o similar? Detrás de toda esta trama subyacen mensajes mucho más profundos, una crítica a las religiones, de todo tipo, no solo a la católica aunque aquí estén representados los míticos ángeles y demonios del catolicismo. A través de los tiempos, el autor realizada una acertada (para mí, porque pienso igual) crítica hacia la humanidad en sí y su incapacidad para una evolución real que los libre de sus miserias.

Me ha encantado el desarrollo de los personajes, especialmente los protagonistas Tado y Ludo con los que comienza toda la historia, y se ponen a reclutar a humanos al azar sin importar si han sido buenos o malos. Después tendrán que deshacer el entuerto en el infierno, para condenar a los que sí lo merecen y devolver al mundo de los vivos a los que no han hecho un mal realmente.


A destacar la prosa de Rubén, del que no había leído nada anteriormente y me quedé boquiabierta con ese manejo del lenguaje, tal parece un escritor experimentado que lleva años y años escribiendo y publicando libros. No lo digo por decir, de hecho, decir un halago hacia la escritura de alguien en sí (sin atender a la historia) siempre me resulta difícil, porque siempre encuentro algún pero, algo que me saca de la lectura, sin embargo, nada de eso ocurre con esta novela, en la que se puede disfrutar de un lenguaje sencillo y bien colocado en cada una de sus páginas. 

Original es poco decir, no esperes una historia de demonios y ángeles al uso. Aquí hay mucha sátira (por algo al escritor le llaman Sati) mucha "mala baba" que diría el otro, y que puede que no sea apta para mentes obtusas y cerradas, que enseguida saldrían a decir, ¡uy, qué obsceno es eso!. Tampoco hay nada de lo que asustarse, los humanos quedan perfectamente retratados en este experimento de Tado y Ludo, con sus defectos y virtudes a la vista y sin ninguna parafernalia. 

Me parece un libro digno de cualquier estantería que se precie, y como digo, tal vez resulte un poco "dura" para los "pielfina" que existen en nuestros días. Los ofendidos no deben leer este libro por si acaso. El resto de mortales no solo tenéis que leerlo, sino disfrutar de la gran filosofía que hay tras la trama principal, en forma de frases para el recuerdo de las que destaco estas dos.


Por ponerle un punto negativo, que es del todo subjetivo y problema de mi memoria, los nombres extraños y abundantes, me hicieron releer varias veces algunos pasajes. Pero ya digo, es más bien un problema de retención particular de nombres y personajes.

Mi puntuación subjetiva


Por todo lo mencionado y más, vayan mis cinco rosas a esta historia tan diferente y atrapante. No volveré a pensar en los demonios igual que lo hacía antes tras leer este libro. (JAJA) 

Sobre el autor
Este barcelonés nació allá por el año 1994. Más adelante en el tiempo, como es obvio, estudió Traducción e Interpretación e hizo un Máster en especialización en localización de productos digitales. Afirma que de infante y luego de joven no le gustaba nada leer, aborrecía que le obligaran en el instituto a hacerlo, pero según terminó la ESO sus ansias lectoras aparecieron. Pronto transformó la lectura en escritura, aunque no publicó hasta hace relativamente poco. Ganó varios premios con relatos en distintos certámenes y publicó sus primera novelas en el año 2020.
Podéis seguirlo a él y a sus ocurrencias siempre bien simpáticas en TWITTER o INSTAGRAM