martes, 25 de mayo de 2021

Películas basadas en libros: La casa del miedo (2021) | Netflix

Estrenada en la plataforma Netflix el 14 de mayo, esta película es totalmente olvidable, aunque al principio pintaba bastante bien. A día de hoy (la vi ayer) sigo sin entender la referencia a las babosas. Me quedé a medias con la película porque me daba la somnolencia (no tiene la culpa la película, es mi cuerpo en sí que siempre pide dormir) y me faltaban 35 minutos por ver que terminé hoy mientras comía. Una vez visto, la verdad es que no me habría perdido nada de nada.

Ficha técnica en FilmAffinity

Está basada en la novela infantil de la escritora alemana Martina Wildner: Das schaurige haus, o, lo que viene siendo lo mismo, La casa espantosa.

Por ello, se entiende mejor que esta película no sea el summun de la creación del terror, sino algo ligero con lo que, como comentan algunas críticas por ahí, podrías introducir a los más pequeños de la casa en el mundo del terror sin que vayan a tener unas pesadillas de las que no despertarán jamás.


Hendrik tiene 16 años y vive en la ciudad, pero está enfadado porque su madre ha decidido mudarse con él y con su hermano a un pequeño pueblo del sur de Austria. Para empeorar las cosas, la gente del lugar dicen que la casa está encantada. Cuando su hermano Eddi empieza a hacer símbolos extraños en las paredes, Hendrik decide averiguar qué es lo que pasa en la casa. 

Podría contener y contiene casi todos los tópicos más típicos de las cintas de terror clásico, incluso una música psicodélica que me recordaba a las películas de los años 80, supongo que hecho a propósito. Una casa encantada, habitada por fantasmas que buscan venganza y que se descubra al verdadero asesino que los mató, sal que protege contra los espíritus, posesión y un misterio por resolver. Es bastante chapucera, la verdad. 

Aunque la trama en sí está correcta (especialmente al principio) va en declive con la aparición de más tópicos: la chica guapa de la que se enamorará el protagonista, el chico malo que no se sabe que hace allí porque en realidad toda su intervención es que le rompe la nariz al pobre Hendrick sin venir al caso, el inteligente con gafas que sabe de todo, la vecina rarita que esconde secretos, el hombre que se enamora de la madre protagonista... 

Conforme avanza va perdiendo fuerza y todo lo que interesa es poder observar esos magníficos paisajes del sur de Austria y poco más. 

5/10

Lo que más me ha gustado: el personaje de Eddie, excepto cuando se pone a comer patatas fritas y cruje de tal manera que mi misofonía me hace querer romper la televisión.

Lo que menos me ha gustado: que empieza muy bien y la trama se afloja por momentos.

0 Comments:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! En breve, recibirás una respuesta

Cute Black Pencil