• El reino de Cartón (pequeño adelanto)

     


    Como algunos ya sabéis, especialmente si me seguís en Twitter, estoy editando una novelette que se ha transformado (sin querer) en una novela corta. La historia de esta historia, valga la redundancia es larga (y aburrida) por eso iré directa al grano.

    ¡Mi intención es publicarla en diciembre!

    Ya que en la novela se habla de frío, hielo e inviernos perpetuos... Qué mejor momento para que vea la luz. Es una historia de fantasía, podría catalogarse incluso como fantasía juvenil. Pero dentro de la trama existe mucho más de lo que puede ser apreciado a simple vista. Es una crítica velada al individualismo y una oda a la cooperación. También una disputa entre el bien y el mal, tan arraigada en nuestras mentes desde tiempos remotos. Hay en esta historia traiciones, conflictos de poder, valentía y mucha filosofía para tiempos convulsos. Existe también una visión inocente y optimista del mundo de la mano de la protagonista indiscutible: Nube Detormenta. Que se mantendrá firme en sus convicciones de principio a fin. En la crítica al individualismo que podría encajar perfectamente con la situación actual de muchas sociedades reales, se vislumbra cómo la mayoría de gente prefiere quedarse de brazos cruzados ante cualquier injusticia si eso supone poder vivir de una forma más o menos acomodada... 

    Iré desvelando más detalles en los próximos días, la verdad es que aunque sea una historia fresca y sencilla de leer, tiene mucho que desgranar. 

    ¡Te diré lo que NO ENCONTRARÁS en El reino de Cartón!

    Historias de amor romántico aunque sí de amistad y familia, personajes a los que siempre le sale todo bien, malvados que se convierten en ángeles resucitados de la noche a la mañana, descripciones interminables... 

    Cuando le di a mis betas el borrador puro de esta novela algunos de ellos coincidieron en señalar un detalle, que les recordaba a La historia interminable o Alicia en el país de las maravillas. No es coincidencia que esas dos historias sean en mi mente unas magníficas creaciones. Desde luego no encontrarás un dragón gigante ni conejos apurados por el tiempo, pero sí misterios por resolver, cosas que son y no son, sucesos incomprensibles y extraordinarios... Y hasta ahí puedo leer. 

    Ahora llegó el turno de desvelar un poco más de la trama a través de fragmentos sueltos, según los números de página que mis queridos amigos/as de Twitter me han dejado en este Tweet: 



    Intentaré seguir un poco el orden desde número más pequeño a más grande, aunque no creo que tenga demasiada coherencia de todos modos (xD)


    Paula  (@tinta_grafitodice 8: 

    Sincuernos ya estaba preparándose para dormir cuando Nube apareció echa una furia. Quería que el gran caracol se asustara al verla, cosa que resultaba harto complicada, él estaba acostumbrado a cruzarse con todo tipo de criaturas en sus lentas excursiones al reino de Cartón.

    Bruno (@brunoenserio) dice 9:

    —El rey no tiene la culpa de la maldición de Congel —replicó Nube con inocencia. Aquel mundo era tan grande y lleno de intrigas que no sabía ni la mitad de las tramas que tenían lugar en él—. ¿O sí?

    Félix Morales (@alacran_de_rio) no es supersticioso y apuesta al 13 también a la palabra espamódicos que ha devuelto 0 búsquedas en el documento:

    La sucesión al trono había sido un escándalo. Se rumoreaba que estaba implicado en el asesinato del anterior rey, Lord Kent. Ningún juez lo condenó por ello. Incluso se decía que el propio Bard había sido puesto ahí por el gran creador Nelson. Algunos aseguraban que habían visto una mano de un tamaño descomunal e imposible asomando tras las montañas portando al rey hasta dejarlo caer en el trono dorado del castillo. Por supuesto tal asunto era imposible.

    El corre letras (@martoscollado) dice 15 (la niña bonita): 

    Su rostro azul y morado brillaba en tonos irisados. El pelo de punta podría parecer de risa a ojos inexpertos, pero ningún ser osaría a reír en presencia de Congel o sus dientes saltarían de las encías en el mismo momento que esbozara la sonrisa.

    Ramón (@rpp_96) y Marta (@martagpautora) coinciden en señalar la página 22, así que van dos fragmentos: 

    Corría una ligera brisa helada similar a la del pueblo donde vivía Nube. Debía darse prisa.  Su madre le había enseñado a leer el cielo muy bien y la forma hundida de las nubes blancas y grises vaticinaban una caída de nieve inminente Cuando nevaba la nieve se convertía en hielo y tras pasar un tiempo en la superficie nunca jamás volvía a descongelarse.

     —Solo hay una manera de atravesar la segunda prueba. —Subió encima del zapato derecho de Nube y miró hacia arriba—. He estado leyendo el cartel. Es lo que tú deberías haber hecho, pero has preferido confiar en un artilugio viejo que ni siquiera conoces. ¿Cómo piensas llegar al final del camino con tanta insensatez?

    Iván (@IvanRosEscribo) dice que la 24:

    —¿Puedes llevarnos al otro lado de la montaña?
    —Podría intentarlo, sin embargo, no es seguro que acabe del todo bien. Lo que me ocurrió en el bosque surgió de improviso y además estaba solo, ¿cómo voy a saber si puedo transportar a una niña y a una linterna dormilona?

    Puri (@PuriRV) apuesta por el 28:

    En el cofre del tesoro que guarda mi amigo Loro, está tu nombre escrito desde un tiempo infinito —rimó y la puerta se acercó hacia ella—. Hay una carta que cuenta tus hazañas, las que han sido y las que serán, solo tienes que pedirla y se te dará

    Portal Fantasía (@LVSFin) dice 31: 

    Nube casi corría por el río Helado en busca de lo que sería la cuarta prueba. Apenas recordaba cuánto tiempo llevaba caminando por allí. Este parecía transcurrir de un modo distinto en aquel lugar, muy denso y a la vez rápido. Aun quedaban manzanas, pero eso no era ningún indicador fiable, ya que por muchas que cogiera siempre surgían más si así lo deseaba Por algo le llamaban las manzanas perpetuas.

    Eduardo (@eduariasGC) dice 44: 

    ¿Sería una niña de esas repelentes que no tenían nada en el cerebro? No importaba, solo el hecho de que se hubiera atrevido siquiera a llegar a los límites del río Helado ya hablaba de la valía de la muchacha. Se convertiría en la esposa perfecta y en una reina maravillosa.

     Pablo (@PabloUriaDiez) se arriesga con la 47:

    Caminaron en silencio, Nube solo atendía a sus pies y a los raídos zapatos que los cubrían, hartos de tanto soportar el frío de las Tierras Vacías. La escarcha se apoderaba de ellos como de todos los corazones de los habitantes del pueblo.

    Mark con k (@itsmarkev) señala el 54: 

    Nube observó a la chica detenidamente, su cara no tenía ninguna arruga a la vista. Los ojos eran demasiado grandes comparados con el pequeño rostro y las pestañas negras se elevaban lustrosas casi hasta rozar la frente. Los labios carnosos parecían dibujados, de una tonalidad tan rojiza que podría competir con las manzanas perpetuas. Llevaba una bata blanca, un pequeño maletín en la mano y además estaba descalza.

    Marta (@martamadridR) dice 55: (esta página es delicada, llena de spoilers)

    Nube se sentó en el suelo y se acomodó como pudo tapándose con la capa que la doctora le había colocado sobre los hombros. Puede que la mujer no fuese tan mala al fin y al cabo. Cerró los ojos para concentrarse al máximo y pensar.

     Cristian (@CBlancowriter) apuesta todo a la 57:

    —¿Tú no sabías nada de todo ese enrevesado plan? —preguntó Nube sin más—. ¡Apenas entiendo nada de lo que me has contado! Por otro lado, parecía tan sincero...

    Gala (@galatears) dice 68:

     —Creo que no responde ante nadie, está tieso. 

    Jesús el Emoji (@jesusakacarton) se fue a la última página señalada: 

    El segundo baile había terminado. Llegaba el momento por todos esperado. Conocer al fin a la que sería la esposa del rey Bard durante todos los años que durase su reinado de ahí en adelante. Se murmuraba que se trataba de una joven hermosa llegada desde un lugar muy lejano y proveniente de una familia de alta reputación.

    También me han dicho la palabra crisol pero desafortunadamente no la he hallado en mi texto. Es una palabra muy bonita, me la apunto para incluirla. 

    ¡Gracias por participar en el descubrimiento de pequeños fragmentos de El reino de Cartón!

  • 0 comentarios:

    Publicar un comentario

    CONSIGUE MIS LIBROS EN AMAZON



    Sueños de Otro Mundo es un libro que contiene seis relatos cortos de terror y fantasía. Es el primer libro de dos y su seña de identidad es el fuego. Si te gusta descubrir lugares terroríficos y surrealistas que crees que solo pueden existir en los sueños, este es el libro adecuado para ti. Coge la mano del Guía de Otros Mundos y sumérgete en los sueños de Elisa, acompaña a Bill y su misterioso libro, conoce qué es lo que le ha ocurrido a Tommy para tener esa sed de venganza, mira lo que la televisión le ha hecho a Steve, toma un último café junto con Rolan mientras espera a su amada Sonia y ten mucho cuidado en los cruces de caminos no vaya a pasarte como a Jake.







    Sueños de otro mundo es un proyecto que comenzó con una sola historia y terminó transformándose en dos libros de relatos cortos de terror surrealista relacionados entre sí. Más parece una novela que una serie de relatos cortos pero para poder comprender las historias aquí contenidas, deberás leer primero el volumen FUEGO. En esta segunda parte, cuyo elemento recurrente es el Agua, encontrarás el desenlace y la explicación de los relatos que formaban parte de ese primer volumen y alguna sorpresa más. Adéntrate en los laberínticos lugares del otro mundo de la mano de los personajes que se quedaron allí atrapados. Todo está conectado en el telar del tiempo, entra y descubrirás cómo los hilos del destino han unido sus vidas.

    Cantando, llorando pidieron las voces
    al niño que sonríe con ojos ancianos.
    Retuerce el destino entre fuego y agua,
    bríndanos la luz de lágrimas rojas.

    Coda de los Sueños, Canto XIX
    Cookies/ Política de privacidad/ Aviso legal