miércoles, 18 de noviembre de 2020

Hace 5 años...

 


Hoy hace cinco años que Amazon publicó mi antología de terror surrealista y creepy que tanto me costó elaborar. Hoy hace cinco años, el 18 de noviembre de 2015 salía a la luz el ebook de Sueños de otro mundo. Por aquel entonces, no existía KDP Amazon tal como hoy se conoce, y toda la gestión se realizaba desde Create Space. Ni siquiera recuerdo cómo es que me enteré de que cualquiera podía publicar un libro desde esa plataforma, sin ningún coste... El caso es que tenía unos relatos empezados, olvidados y sin terminar (como no) y pensé ¿por qué no unirlos, escribir otros nuevos y hacer una antología? 

Así fue. Originalmente eran seis relatos a cual más disparatado. Uno de ellos escrito por mi querida hermana (que también prologó el libro e hizo las ilustraciones y cubierta ❤) y los otros cincos nacidos de mi surrealista imaginación. El primero que escribí es el mismo que da título a la antología, un relato ya antiguo inspirado por un sueño (real) en el que tenía mucha sed y no podía alcanzar el vaso de agua en la mesilla de noche. Fue cambiando según el tiempo cambiaba y al final se quedó en la pesadilla de Elisa, que no da despertado ni mitigado su sed.

Cuando publiqué el libro me di cuenta que en todos los relatos aparecía el elemento fuego

Otro de los relatos (Tommy, el que nunca duerme) también tiene su historia. Uno de los primeros textos que escribí cuando aun tenía 13 o 14 años. Conservo la libreta en donde contaba la historia de Tommy, un niño que se había electrocutado en una torreta de alta tensión. Como ya comenté en alguna otra parte, recuerdo que fue inspirado por un programa de aquel entonces, Impacto Total, en donde se mostraban accidentes de todo tipo. Tommy se quedaba en coma y ocurrían extraños sucesos. El relato en la antología poco tiene que ver con aquel texto de antaño, excepto que el protagonista es Tommy con un nuevo acompañante, Joe. 





Lo que más me costó de publicar este libro fue editarlo. En el momento en que me senté a corregir las historias, el síndrome del impostor me atacó con dureza. ¿Quién va leer tus locuras? ¡No sabes escribir! ¿Terror? ¡Pensarán que estás loca! Y muchas otras sentencias que pasaban por mi mente mientras me dedicaba a la corrección. Pero un buen día, ¡chas! ya estaba publicado. 

Tardé más tiempo en recibir la versión en tapa blanda, allá por enero de 2016, la sensación de plenitud al ver el libro finalizado e impreso fue indescriptible. Quizá en aquel momento no había tanta gente publicando de manera independiente como ahora. De hecho, existen muchas más plataformas para hacerlo que en aquel entonces y cada vez son más y más fáciles de utilizar. 


Una vez que empiezas ya no quieres parar. Por ello, decidí escribir una segunda parte para todos los relatos que aparecían en la antología ya que los finales eran puramente abiertos y daba pie a continuación. Cualquier historia puede convertirse en interminable sabiendo tirar del hilo. En general, creo que se me fue un poco la mano tirando de ese hilo. Empecé a conectar las historias, de pronto todo encajaba, me venía bien que unos personajes se juntaran con otros y acabaran formando parte de historias en las que en principio no tenían nada que ver. El segundo volumen, aunque está dividido en relatos, podría funcionar como novela, esos relatos podrían ser capítulos, pero claro, para poder entenderlos es imprescindible leer el primer volumen. Hacer promoción de estos dos libros se me hizo muy cuesta arriba en aquellos años (el segundo volumen lo publiqué en 2017) porque solo podía promocionar el primero de manera efectiva, ya que el segundo era inseparable. Comencé a pensar que era todo una "caquita" y decidí unirlos en un solo volumen que después acabé borrando (ja,ja). Pero eso es otra historia.

Con el paso de los años me di cuenta de que este género que escribí, podríamos decir que terror aunque existen muchos tipos de terror, creeepy o surrealista, no es un género mass media, no le gusta a todo el mundo, aunque el público que tiene es fiel. Muchas veces me asusté creyendo que quien leyera mis relatos iba a imaginar que soy una loca o perturbada por lo que escribo. La mentalidad de muchas personas es así: "uy, mira lo que escribe, tiene que estar trastornada". Cuando en realidad son solo historias. Me gusta escribir surrealismo porque lo normal ya lo vivo en la vida cotidiana. De hecho, tengo otra novela (a medias) que empezó siendo "normal" y bueno, se fue transformando. 

La promoción en los primeros años fue inexistente, primero por mi reticencia a mostrar lo que había escrito, segundo porque no tenía ni idea de como hacerlo.


Todo lo que me daba la cabeza era poner imágenes con frases de los relatos



Sigo sin poner en marcha planes de marketing con estos libros, pero hoy es un día especial porque es el quinto aniversario. En Twitter estoy realizando un sorteo:


 

Y también otro en Instagram:



 

Sé que casi nadie va a participar, es así. Al ver de qué van los libros huyen disparados, pero bueno siempre puede llegar a alguien que sí le interese. ¿Podrías ser tú? 

0 Comments:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! En breve, recibirás una respuesta

Cute Black Pencil