miércoles, 28 de julio de 2021

Premio Literario Amazon (VI) Descubriendo el realismo mágico con Esther Magar

El realismo mágico es un movimiento literario y pictórico nacido en Alemania en1925, y llevado a Latinoamérica a través de Arturo Uslar Pietri. Se caracteriza por mostrar elementos extraños como algo cotidiano o común. 

"Lo principal del realismo mágico es la alteración de la realidad con acciones fantásticas, que son narradas en un modo realista, dando por sentado la aceptación de estos hechos como reales y verdaderos, tanto para los protagonistas como para el lector. Narra lo irreal como algo cotidiano y esa particularidad lo diferencia del género fantástico en el que la historia en sí rompe con la realidad conocida".

Fuente: https://www.caracteristicas.co/realismo-magico/#ixzz71kNVwInM

Gabriel García Márquez, Isabel Allende o Julio Cortázar, entre muchos otros, son algunos de los escritores más famosos de este género tan poco conocido, de hecho, en Amazon no existe una categoría como tal. ¡Pero estamos de suerte! Porque contamos con la presencia de una experta en la materia: Esther Magar. Ella participa con su novela «Las semillas del rencor» en el Premio Literario Amazon 2021 (puedes leer aquí otras entradas relacionadas con el certamen de este año y años anteriores) 


¿Por qué has decidido presentarte al premio? ¿Es la primera vez que lo haces? 

Escribí la novela hace 8 años. La he presentado a otros premios (en uno quedé finalista), a editoriales y hasta a una agente literaria. Siempre me han dado feedback positivo, pero nunca se han animado a apostar por ella (me temo que mi género, el realismo mágico, a primera vista, no les parece comercial). Después de tantas idas y venidas, Cristina Grela (autora de La madre de todas las ciencias) y Adella Brac (autora de Hadas errantes) me animaron a presentarme con ellas al premio, y me lancé de una vez. Sabía que mientras esta novela no saliese a la luz no podría centrarme en otros proyectos. Así que sí, es la primera vez que me presento porque es mi primera novela.


¿Escribiste esta novela expresamente para el PLAS o fue coincidencia? 

Como he comentado en la pregunta anterior, llevaba años mareando con la novela. De todas formas, no soy capaz de escribir expresamente para un premio, ni siquiera relatos cortos. Suelo hacerlo a la inversa: busco premios que se adapten a mis historias.


¿Qué tal está yendo la venta hasta el momento? ¿Y las impresiones de los lectores?

Las ventas van poquito a poco, pero no me puedo quejar. Llevo bastantes años dentro del mundillo literario como para tener expectativas moderadas. Lo que sí me ha sorprendido es la acogida de los lectores. Muchas personas a las que admiro me han leído y me han dado la enhorabuena. Me dedican cada reseña que me dejan sin palabras.


¿Crees que es cierto eso que dicen que el PLAS da mayor visibilidad en Amazon?

En Amazon no sé, pero sí en otros blogs. Esta es mi primera novela, en principio nadie tendría que hablar de ella; pero, gracias a que participo en el premio, blogs como el tuyo me hacen un huequito. 


He visto que hasta ahora se han presentado más de 5.000 libros al certamen, de todos los géneros y estilos. ¿Piensas que tienes alguna posibilidad de llegar a ser finalista? 

¡Ojalá! Por género, no. Como he dicho antes, el realismo mágico no es comercial. Pero creo sinceramente que ofrezco una buena historia, trabajada y madurada. Y me he presentado al Premio Literario 2021 porque confío en que Amazon premia las buenas historias, independientemente de la fama de su autor y el número de ventas.

Adéntrate en esta saga familiar de realismo mágico en la que cinco mujeres buscan su lugar en el mundo.

Escondido entre montañas, Pesinistra es un pueblo hostil incapaz de sacudirse los prejuicios. De Elisa dicen que lleva el demonio dentro por el color de su pelo. Ella no está dispuesta a tolerar su desprecio y se marcha a la gran ciudad. Pero allí no encuentra un futuro mejor y regresa al pueblo, donde solo le queda la mala vida que le vaticinaron.

Armada con el odio que han sembrado en ella, hará un juramento que sellará el destino de sus descendientes y de Pesinistra.

¿Cómo te organizas para mover tu libro durante el tiempo que dura el plazo del premio literario? ¿Tienes alguna estrategia de marketing? ¿Algún truco que te gustaría compartir con quién nos lee? 

Soy un completo desastre en cuanto a marketing. Lo que hago es compartir las reseñas que me dedican, colgar frases del libro y crear hilos en Twitter contando los entresijos de la escritura del libro, lo que ha significado en mi vida, las personas que me han ayudado en el camino... Lo que mejor resultado me ha dado es trabajar mi marca personal durante años. Soy correctora de textos, por lo que la gente que me sigue en redes, que lee mi blog o que ha trabajado conmigo confía en que haya escrito una buena historia. Saben lo puntillosa que soy, que insisto en buscar la palabra perfecta y en escribir desde la honestidad, y les da curiosidad leerme para ver si me aplico mis propios consejos.

¿Animarías a otros escritores a que presentaran sus novelas a este certamen? Razona tu respuesta.

Claro que sí. Puestos a autopublicar, el aliciente es doble: por un lado, comienzas a vender y te das a conocer; por otro, optas a ganar un premio de 5000 euros, que no está nada mal, y a que un gigante como Amazon te respalde. 

¿Qué opinas de las polémicas que persiguen al PLAS como que hay personas que hacen trampas con las reseñas, o que Amazon beneficia a potenciales superventas (escritores que tiene muchos seguidores en las redes)? 

Seguro que hay autores que trampean con las reseñas, pero Amazon tiene mecanismos de sobra para detectarlos. Al principio, yo también pensaba que beneficiaban a los superventas, pero el año pasado cambió mi perspectiva. Tuve la suerte de corregir la novela ganadora, Cuando venga el rey, de Luis Carlos Castañeda, y me consta su calidad literaria y que era un autor completamente desconocido. De hecho, se abrió redes sociales para dar visibilidad a la obra. También tuve el gusto de leer una de las novelas finalistas, La pata de oca, de Raquel G. Osende. Al igual que Luis Carlos, ella presentaba su primera obra y era desconocida, pero su calidad era innegable.


¿Consideras que este premio literario tiene en cuenta la calidad de los textos o es más una cuestión de marketing y ventas independientemente de lo que haya escrito en el interior?

Obviamente, cuenta que la obra tenga tirón comercial, pero Amazon también quiere que la autopublicación gane prestigio, por lo que premiará la calidad. Y con calidad no solo me refiero a la historia en sí, sino a que haya un acabado profesional en cuanto a cubierta, corrección y maquetación. 


CONOCIENDO A LA ESCRITORA



Nací en el literario año de 1984, quizá por eso vivo entre letras. Corrijo toda clase de textos para editoriales y particulares, reseño en Libros y Literatura y, a veces, escribo. El realismo mágico es mi debilidad.


Háblanos, si quieres, de tus próximos proyectos o proyectos en curso. 

Estoy acabando mi segunda novela. No descarto presentarla al premio del año que viene.


¿Cuántos libros has publicado hasta el momento? ¿Autopublicados o con editorial? 

Algunos de mis relatos y microrrelatos han aparecido en antologías a raíz de premios literarios. También me he unido a otros escritores para publicar otras dos antologías: Fugitivos (Ediciones Contrabando) y Canfranc. Relatos de ida y vuelta, con fines solidarios.


¿Qué tal tu experiencia con los lectores? ¿Suelen dejarte reseñas de tus obras? ¿Crees que son imprescindibles para un escritor?

Las reseñas van llegando, aunque mucha gente me comparte sus impresiones por privado. Las reseñas son esenciales para animar a otros lectores a dar una oportunidad a la obra y para que los escritores sintamos que todo esto merece la pena. Al fin y al cabo, lo que queremos saber es si hemos logrado conectar con ellos.


CONOCIENDO LA OBRA 


Tu novela se enmarca en el género “realismo mágico”, ¿podrías explicar un poco en qué consiste exactamente este tipo de historias?

Esa pregunta me la hacen mucho. La forma más rápida de que la gente se haga una idea es decir que Cien años de soledad, La casa de los espíritus o Como agua para chocolate son realismo mágico. Si he de detallarlo más, diría que las características básicas son:
  1. Lo irreal forma parte de la vida cotidiana. Son historias realistas, pero aparecen hechos fantásticos (dones extraordinarios, interacción entre vivos y muertos, etc.) que a menudo pasan inadvertidos para los personajes.
  2. La narración muchas veces es irónica, exagerada o ingenua para mostrar los claroscuros de los personajes y la esencia de las emociones. Lo abstracto (el amor, la soledad, el odio…) se convierte en algo palpable.
  3. A menudo, la acción ocurre en espacios mínimos como un pueblo. La naturaleza suele formar parte del simbolismo y en ocasiones actúa con una fuerza inusitada sobre los personajes.
  4. Tiende al lenguaje poético. Recurre con frecuencia a metáforas e hipérboles para expresar las emociones.
  5. El tiempo aparece distorsionado y se percibe como cíclico. El destino se presenta como ineludible.


Cuéntanos también sobre el proceso de escritura, cuánto tiempo te llevó terminar, cuántas correcciones realizaste, lo hiciste sola o contaste con ayuda (ilustrador, corrector, maquetador…)

Las semillas del rencor la escribí a trompicones durante cinco años. Soy escritora de brújula, por lo que me dejé llevar por los personajes. Yo misma la he revisado varias veces. Acabé de escribirla justo cuando me formé como correctora, por lo que fui mi primer conejillo de Indias. Pero incluso las correctoras necesitamos de los ojos de otras correctoras, ya que tenemos demasiado interiorizado el texto. Por eso, cuando me decidí a publicar, lo primero que hice fue contactar con L. M. Mateo. De la maquetación se encargó Adella Brac; de la cubierta, Samuel Manjón, y de la sinopsis, Ana Escudero Portal (que también se presenta al premio con Colisión).


¿Cómo se te ocurrió la idea para este libro? ¿Te costó sacarla afuera o fluyó sin problema?

La primera idea me vino a la cabeza de repente: ¿qué pasaría si una niña no tuviera sentimientos propios y solo fuese un reflejo de lo que los demás sienten por ella? Entonces me pregunté cómo sería su madre y, después, cómo sería su abuela. ¡Acabé remontándome 5 generaciones! Las primeras 100 páginas las escribí de mes en mes y de año en año. Pero una vez me senté a diario, escribí las 353 páginas restantes en 6 meses. La historia fluyó sola, no escaleté absolutamente nada. Los flecos que quedaron los arreglé durante la reescritura.


¿Cómo convencerías a alguien para que lea tu historia? ¿Qué le dirías? ¿Qué vamos a encontrar que no hayamos visto en otras novelas similares?

Una de las reseñas que me han hecho decía que Las semillas del rencor «tiene un gusto clásico que, por desgracia, ya no se suele ver a menudo». Y creo que eso es lo que ofrezco: una historia de las de siempre, atemporal. Yo no busco ser original, sino rendir homenaje a esa literatura que me hizo amar el realismo mágico y construir personajes que no dejen indiferentes a los lectores.


Alguna anécdota o curiosidad sobre tu novela:

A un mes de publicar, descubrí que había otra novela con el mismo título. Tuve que cambiarlo deprisa y corriendo, pero a la gente le gusta más el definitivo, por lo que el imprevisto mereció la pena.


Por último, algún consejo que quieras darle a alguien que está empezando en este mundo literario.
Que se deje ayudar por lectores beta, correctores y editores. Los errores son normales, nadie nace enseñado, y que otros profesionales te echen una mano para mejorar tus textos no te hace peor escritor.


¡Muchísimas gracias Esther por responder a mi insaciable curiosidad e iluminarnos en el sendero del realismo mágico! ❣ A mí´ya me han entrado muchas ganas de leer "Las semillas del rencor" ¿Y a ti?

Te espero en la próxima entrega donde Paloma Aínsa, finalista del Premio Literario Amazon en su primer año de celebración (2014)nos contará cómo fue su experiencia.

0 Comments:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! En breve, recibirás una respuesta

Cute Black Pencil