• Plazos, horarios, pautas y demás historias





    Como ya avanzaba en otra entrada de este blog, no soy una persona constante. El sólo hecho de pensar en constancia hace que mi mente opine que jamás podré serlo y eso me entristece. Puede que para algunas cosas tenga la suficiente capacidad como para ponerme en serio y sacarlas adelante, pero vaya si me cuesta.
    En la escritura la constancia me abandona progresivamente, no es algo premeditado, surge sin más.
    Puedo combatir a mi cerebro aunque en ocasiones él gana la partida por testarudo y cómodo.
    Más que nada es comodidad, soy consciente mas no constante.
    No hay peor sensación -pienso yo- que darse cuenta de algo y no poder poner remedio por más que se intente. Tal vez no lo intente con toda la profusión que debería. Incluso debería eliminar ese "tal vez" porque esa es solo otra excusa de mis amados sesos cerebrales y mi querida materia gris.
    Si no me percatase todo sería más fácil, no me sentiría un fracaso galopante en el ámbito de la escritura y aunque ésta sólo sea para mi considerada como un hobby,  sé que en el fondo me gusta tanto como para dedicar mi vida a ella.
    De nada sirve darme sermones internos si a los dos días ya se me han olvidado y abandono todo como si nada ... Me siento culpable, sí, y ¿me importa? No realmente.
    ¿De qué me sirve conocer o leer técnicas que ayudan a alejar la inconstancia? ¿En que me ayuda saber que le pasa a la mayoría de la gente? En realidad, de nada vale.
    Me he rendido. He perdido la fe en mi misma, necesito que alguien me ponga una fecha límite de entrega, unos horarios y plazos. Presión y más presión. Si eso ocurre ¿llegará el agobio? Es posible ¿o es sólo otra excusa más del testarudo "brain"? Seguro.
    La teoría me la sé muy bien, veamos que tal se me da la práctica.
    <<Hoy empiezo con la técnica del pomodoro>>
  • 1 comentario:

    1. a ver entonces,déjate de excusas y de volver para atrás en lo que escribes pensando que es malo,ese es el verdadero problema,desmotivarse uno sólo. :/

      ResponderEliminar

    CONSIGUE MIS LIBROS EN AMAZON



    Sueños de Otro Mundo es un libro que contiene seis relatos cortos de terror y fantasía. Es el primer libro de dos y su seña de identidad es el fuego. Si te gusta descubrir lugares terroríficos y surrealistas que crees que solo pueden existir en los sueños, este es el libro adecuado para ti. Coge la mano del Guía de Otros Mundos y sumérgete en los sueños de Elisa, acompaña a Bill y su misterioso libro, conoce qué es lo que le ha ocurrido a Tommy para tener esa sed de venganza, mira lo que la televisión le ha hecho a Steve, toma un último café junto con Rolan mientras espera a su amada Sonia y ten mucho cuidado en los cruces de caminos no vaya a pasarte como a Jake.







    Sueños de otro mundo es un proyecto que comenzó con una sola historia y terminó transformándose en dos libros de relatos cortos de terror surrealista relacionados entre sí. Más parece una novela que una serie de relatos cortos pero para poder comprender las historias aquí contenidas, deberás leer primero el volumen FUEGO. En esta segunda parte, cuyo elemento recurrente es el Agua, encontrarás el desenlace y la explicación de los relatos que formaban parte de ese primer volumen y alguna sorpresa más. Adéntrate en los laberínticos lugares del otro mundo de la mano de los personajes que se quedaron allí atrapados. Todo está conectado en el telar del tiempo, entra y descubrirás cómo los hilos del destino han unido sus vidas.

    Cantando, llorando pidieron las voces
    al niño que sonríe con ojos ancianos.
    Retuerce el destino entre fuego y agua,
    bríndanos la luz de lágrimas rojas.

    Coda de los Sueños, Canto XIX
    Cookies/ Política de privacidad/ Aviso legal