domingo, 2 de mayo de 2021

Reseña El bosque de los cuatro vientos | María Oruña


Hoy os traigo una reseña de un libro que no esperaba leer y que cayó en mis manos de todos modos (los caminos de los libros son inexorables) Este libro es propiedad de mi suegra (¡gracias Dina!)

Ficha técnica

Editorial: Ediciones Destino (Grupo Editorial Planeta)
Año de publicación: 1ª edición 2020
Número de páginas: 424
Género: Misterio, histórico
Edición: Rústica con sobrecubierta
Dónde comprarla:

Sinopsis

A comienzos del siglo XIX, el doctor Vallejo viaja de Valladolid a Galicia junto con Marina, su joven hija, para servir como médico en un poderoso monasterio de Ourense. Allí descubrirán un mundo y unas costumbres muy particulares y vivirán la caída de la Iglesia y el fin definitivo del Antiguo Régimen. Marina, interesada en la medicina y la botánica pero sin permiso para estudiar, luchará contra las convenciones sociales que su época le impone sobre el saber, el amor y la libertad y se verá inmersa en una aventura que guardará un secreto de más de mil años.

En nuestros días, Jon Bécquer, un inusual antropólogo que trabaja localizando piezas históricas perdidas, investiga una leyenda. Nada más comenzar sus indagaciones, en la huerta del antiguo monasterio aparece el cadáver de un hombre vestido con un hábito benedictino propio del XIX. Este hecho hará que Bécquer se interne en los bosques de Galicia buscando respuestas y descendiendo por los sorprendentes escalones del tiempo.


Mi opinión

Es este un libro que no contiene una única historia, ya que se divide en dos tramas principales, una situada en la actualidad, la que ocurre junto al antropólogo Jon Bécquer y el sargento Xocas en el parador de Santo Estevo y otras ubicaciones, y la  situada en el siglo XIX que cuenta la historia de Marina, la hija de un boticario que debe luchar contra los convencionalismos de la época. Pronto nos daremos cuenta que ambas historias guardan mucha relación y la verdad, aunque al principio no me convencía demasiado la parte de Marina al final quedan hiladas de una manera muy elegante. 

El hecho de que uno de los protagonistas, Jon, sea antropólogo social (muy bien por parte de la autora especificar que se trata de un antropólogo social, para evitar confusiones) y un detective, ni más ni menos, llamó mi atención a priori. Después este personaje es el que menos me ha gustado, llegando incluso a tener cierta inquina hacia él, lo cual demuestra que está muy bien construido, si es que es eso lo que quería mostrar la autora. No me gusta porque todo le sale bien (al menos hasta más allá de la mitad de la novela), y porque los demás personajes deslucen bajo su sombra y creo que el sargento Xocas o Amelia podrían haber dado mucho más de sí, si la historia no estuviera contada prácticamente desde la visión de Bécquer (repelente antropólogo).

Toda herida y todo dolor pueden llegar a perdonarse y fundirse con el olvido del tiempo.

Una de las características más notables del libro es que está contado en tiempos diferentes. Tenemos por una parte la historia de Marina narrada desde su perspectiva en tercera persona del pasado (los capítulos comienzan con el mismo título "Marina" así sabemos en todo momento en qué época nos encontramos), luego está Jon Bécquer narrado en primera persona (ahí es donde peor me cae el personaje) y sus capítulos tienen el título de "La historia de Jon Bécquer" donde va contando cómo llegó hasta el momento en el que se encuentra otra manera de narrar la historia: en tercera persona desde la perspectiva mayoritaria del propio antropólogo y también un poco desde Xocas o Amelia (MUY POCO) en este caso los capítulos tienen un número por capítulo. 



La leyenda de los nueve anillos del monasterio de Santo Estevo se ha puesto de actualidad no hace mucho y la autora parece una profetisa a lo Nostradamus. Aunque como ella misma explica, tras su labor de investigación lo más lógico le pareció que los anillos, de existir, estarían guardados junto a los restos óseos.

Está ambientada en varias localidades gallegas que tengo la suerte de haber visitado y eso le da un plus al libro como le pasa también a la saga de El guardián de las flores. Esa magia gallega que como nativa me cautiva de una manera sin igual. La parte histórica que tiene no me ha molestado y está muy bien llevada, no resulta en exceso cargante y aporta información muy valiosa para el lector. Si queréis ver imágenes del lugar donde se desarrolla la mayor parte de la acción, en la primera vídeo reseña que he subido a mi canal de Youtube podéis verlo:

La trama se desarrolla de manera fluida con un lenguaje claro y sencillo (con algunos matices que reservo para el apartado Lo que menos me ha gustado). Siento que al principio todo ocurre de una manera más pausada y al pasar de la mitad se precipita hacia el final, lo cual no es bueno ni malo, más bien positivo teniendo en cuenta que sabe cómo mantener la tensión y no aburre en ningún momento. La investigación del "odioso" Jon le llevará hasta un gran apuro que ¿logrará salvar? Tendrás que leerlo para descubrirlo, no puedo revelar más sin caer en spoiler.

Hacedme caso, Jon Bécquer es un intensito. Con razón lleva ese apellido.

Esta novela le gustará a aquellos que disfrutan con los libros históricos sin que sea un Tratado de paz imposible de leer, nada recargado y muy ameno. En algún momento me pareció que la trama principal se diluye convirtiéndose en una novela romántica por los amoríos de Marina y de Jon cada cual en su época, pero lo cierto es que, incluso las historias de amor vienen al caso. 

Lo que menos me ha gustado

Además del personaje Jon que creo que ha quedado claro que no es de mi agrado (¡un antropólogo odiando a un antropólogo! ¿será verdad que somos unos raritos?) también he observado un cierto "abuso" de adverbios terminados en -mente que me sacaban de la lectura casi constantemente. Muchos de ellos totalmente innecesarios. Como está publicada por una editorial pienso que es algo que podrían retocar para que el texto luciese impecable.

También en la parte de Marina se usa mucho el conector "pues" (sobre todo en la primera parte del libro) como queriendo darle el toque a siglo XIX, aunque en realidad molesta más que aporta.

Un detalle defecto de profesión: a menudo Jon Bécquer se refiere a sí mismo como profesor de Antropología, (y de hecho dice que lo es en Madrid) en vez de como antropólogo sin más, supongo que por no repetir la palabra, pero para ser profesor de Antropología en una universidad se necesita hacer un Doctorado que el pobre Jon Bécquer dudo mucho que haya realizado. (En realidad esto es una tontería que tenía que escribir porque si no me daba un parraque

Lo que más me ha gustado

-El trabajo de investigación profundo de la propia autora que se refleja en toda la historia.
-Que un antropólogo social sea el protagonista de una novela (a pesar de mi odio)
-La ambientación en lugares reales que se pueden visitar.


Mi puntuación subjetiva





La autora

Foto tomada de su web https://mariaoruna.com/


María Oruña (Vigo, 1976) es una escritora gallega que desde joven conoce a fondo Cantabria. Allí ha ambientado la serie de novelas «Los libros del Puerto Escondido», todas publicadas en Destino: Puerto escondido (2015), un exitoso debut en el género negro que ha sido traducido al alemán, al francés y al catalán; Un lugar a donde ir (2017) y Donde fuimos invencibles (2018). En todas estas historias de misterio, los protagonistas son los paisajes cántabros y el equipo de la teniente Valentina Redondo, que se ha ganado la admiración de cientos de miles de lectores. Su última novela, El bosque de los cuatro vientos, la primera al margen de la serie, ha supuesto su consagración en nuestro país.

0 Comments:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! En breve, recibirás una respuesta

Cute Black Pencil