Esta es una reseña que tenía muchas ganas de hacer, y aunque no es una primera lectura del libro (esta debe ser la tercera o cuarta vez que lo leo) sí que me apetecía poder comentarlo. Realmente ha sido un libro que me ha marcado. La primera vez que empecé a leerlo (cuando lo compré allá por 2007 o 2008) no pasé del primer capítulo, no me parecía un libro escrito por Stephen King o a lo que King me tenía acostumbrada. Sin embargo, un tiempo después retomé la lectura y comprendí que quizá no es el libro típico de King con fantasmas, monstruos, enfermedades o extraterrestres, pero sí es una historia narrada de una manera extraordinaria. Independientemente de si te gusta más o menos la trama en sí, no se puede negar que la narración es impecable y demuestra su maestría en el dominio y el arte de contar historias. Porque escribir puede escribir cualquiera, pero contar una historia que parece real, que parece que te la han contado en primera persona, que te afecta como si la hubieras vivido, casi... Eso solo lo consiguen unos pocos.


DETALLES
Año de publicación: 2006
Páginas: 591
Edición: (la que yo tengo no es esta imagen del post que es posterior de una edición DeBolsillo) Random House Mondadori S.A. para Círculo de Lectores
Título original: Lisey's Story
Traducción: Bettina Blanch

SINOPSIS

Han transcurrido dos años de la muerte de Scott. Su viuda, Lisey, no puede sino recordar aquella calurosa tarde de agosto en que Scott Landon, el célebre ganador del Pulitzer y premio Nacional de Literatura, estuvo a punto de perder la vida, pero no fue así gracias a que ella estaba allí. Lisey Landon, estaba ahí y le salvó, como lo prueba el hecho de que su zapato consiguiera hacerse un sitio en la foto que ilustraba aquel macabro incidente. Pero pronto se da cuenta del absurdo: qué ironía haber salvado la vida de su marido, para años más tarde perderle sin poder intervenir siquiera. 

Quizá por ese motivo, Lisey ha tardado dos años en ponerse a revisar los papeles de Scott, respondiendo a las presiones de los fieles admiradores del escritor. Será precisamente uno de ellos quien se materialice a través de una inquietante llamada y, poco después, se revele como un verdadero peligro.

Con Scott vivieron lo que tenían que vivir, y olvidaron lo que podían y debían olvidar. Han pasado dos años desde la muerte de su marido y la desaparición de su misterioso mundo; un mundo que, esta vez, Lisey se verá obligada a visitar.

MI OPINIÓN

Antes de empezar a desgranar el libro, me gustaría hacer un apunte (además de que la sinopsis no le hace demasiada justicia al libro): muchos dicen que este libro es una autobiografía de King y su historia de amor con su mujer Tabitha. El autor lo aclara en los agradecimientos finales: Lisey no es su mujer, aunque sí se fijó en la relación de Tabitha con sus hermanas como inspiración para las hermanas de Lisey. Si hay quien cree que este libro es autobiográfico es porque Scott Landon es escritor como Stephen King, pero lo cierto es que King tiene cierta tendencia a escribir personajes que son escritores y tienen varios traumas. Esto es otro más de esos libros. 

La historia comienza con Lisey y Amanda, su hermana mayor, en el granero que Scott Landon usaba como estudio y en donde escribía sus historias. Allí Lisey se pone a desenterrar recuerdos que comienzan a aflorar y que ella preferiría mantener detrás de la "cortina violeta". En un momento dado, le resulta imposible. King narra de una manera soberbia, varias historias entrelazadas que son: la historia de Lisey con Scott en su época de juventud, la historia de Scott de pequeño con su padre y su hermano (y el mal rollo) y la historia del presente, la de Lisey con los problemas que empieza a tener por culpa de los fans de su marido que quieren hacerse con las obras inéditas de Scott. 

PPCCN Ponte las Pilas Cuando Consideres Necesario. Expresión de Scott Landon para ponerse en marcha

Además de entrelazar historias, King usa varios tiempos verbales a su antojo, presente y pasado conjugados de una manera que no choca en absoluto y que te lleva por la trama como un agradable paseo. Los finales de cada capítulo encajan a la perfección con lo que sigue, ocurra en el pasado, en el presente, en Boo'ya Moon o en un sueño de Lisey montada sobre un saco de harina y así va construyendo una historia tan bien hilada que solo puedes creer que es magia y nada más.

Cuando Lisey empieza a recomponer los recuerdos que había enterrado en lo más profundo de su mente, empezará a oír cómo Scott aun tiene algo que decirle incluso tras su muerte. Lisey tendrá que esforzarse para reunir las pistas (dálivas) que la lleven hasta lo que Scott tiene que contarle. Sin olvidar que hay alguien que va tras ella y que no dudará en acabar con su vida si hace falta. 

Todo sigue igual

La historia de Lisey es una historia llena de metáforas cotidianas convertidas en imaginaciones. El "mal rollo" podría compararse a una enfermedad mental que provoca alucinaciones. La creación de un mundo imaginario al cual escapar cuando eres un niño (como le pasaba a Scott de pequeño) también podría ser solo una metáfora. Lo cierto es que la idea de diferentes mundos está siempre presente en el universo King (como en La torre oscura) mundos distintos a este, donde ocurren sucesos mágicos y espeluznantes, como en Boo'ya Moon. Este otro "mundo" inventando por Scott Landon es tan real como tú quieras imaginar. Podría ser que una mente enferma lo inventara, que solo existiera a un nivel no físico, pero los viajes a Boo'ya Moon son reales en La historia de Lisey, Scott, el hermano de Scott, Paul, su padre, Lisey, Amanda y Dooley viajan allí de una manera u otra. El chaval larguirucho puede ser ese miedo irracional que te ataca cuando menos te lo espera y siempre está ahí vigilante.

Es el chaval larguirucho de Scott, no hace falta que se lo diga. Durante años ha percibido su presencia, en algún rincón de su vida, como algo vislumbrado en un espejo por el rabillo del ojo. O un secreto desagradable oculto en el sótano, por ejemplo

Este libro no es un libro para cualquier lector. Un lector asiduo de King lo encontrará lejano al autor, una persona que no conoce a Stephen King no lo entenderá o acaso podrá gustarle alguna parte de la historia. Es un libro especial. 

La realidad es Ralph*

MI PUNTUACIÓN

5/5 Reúne todas las características que hacen que un libro sea el rey en la estantería y sea además, un libro que releerías una y mil veces sin cansarte aunque ya sepas cual es el desenlace. Fantasía, magia, una historia de amor de las de verdad, mundo imaginario, intriga, misterio y tristeza, como la vida misma.

Lisey, si estás leyendo esto significa que ya no estoy. Creo que mi vida será corta, pero el tiempo que he tenido (y te aseguro que ha sido magnífico) te lo debo a ti. Me has dado tanto...
 *La realidad es Ralph hace referencia a una historia que cuenta Scott sobre un perro llamado Ralph que desapareció y al cabo de tres años apareció de nuevo en su casa como si nada le hubiera pasado, como si el tiempo no hubiera transcurrido y nadie lo hubiera estado buscando durante todos esos años. Es una historia real que Scott cuenta como ejemplo de que cosas inexplicables suceden a cada momento en la vida, nadie las cuestiona porque suceden así y no tienen más explicación. No podía preguntarle al perro, eh, ¿dónde has estado todo este tiempo? o ¿cómo has regresado? Esa frase se me quedó en la cabeza para cuando quiero explicar algo que no tiene explicación creíble pero que sin embargo ha ocurrido.

BONUS: Se supone que iban a hacer la serie de La historia de Lisey guionizada por el propio Stephen King y protagonizada por Julianne Moore Lisey) y Chris Owen (Scott) lleva en producción desde enero de este año pero de momento poco más se sabe y saldría para Apple TV+ (Ojalá la sigan haciendo)